miércoles, 9 de septiembre de 2009

Los partidos no los ganan las canchas.

Argentina perdió ante Brasil en un Gigante de Arroyito colmado de gente que, llegó alentando y se fue sufriendo otra vez. El encuentro terminó 3 a 1 a favor de los brasileros, que esperaron la iniciativa Argentina y aprovecharon las falencias en las pelotas paradas y en la defensa del equipo argentino.

Argentina sigue jugando mal, y los otros equipos lo aprovechan...


Todo el mundo argentino estaba muy ilusionado, contentos, porque parecía que un cambio de aire de Buenos Aires a Rosario le haría bien al equipo. Hasta se arrancó con todo, porque la primera pelota del partido casi termina en gol para Argentina. Se siguió atacando, pero con menos frecuencia al pasar el tiempo. En el primer avance de Brasil, se le comete falta a Kaká, y ésto hizo que se comience a pensar en la poca altura de los jugadores de Argentina comparados con la de los de Brasil. Y la preocupación no estuvo de más. A los 23 minutos un error de la defensa local hizo que se dejara solo, sin marca, a Luisao que cometió el gol. No se podía creer, nadie pensaba que Brasil iba a empezar convirtiendo un gol y que haya que remontarlo, pero esto recién empezaba. A los 30 minutos, Luis Fabiano dio el otro golpe, luego de un par de rebotes causados por una pelota parada. Brasil solo había llegado dos veces y había convertido 2 goles. La defensa argentina estaba marcando mal y jugando mal. Se le critica a Maradona el poner una defensa de centrales casi sin experiencia en la selección (Otamendi-Domínguez) y que no haya colocado a Burdisso al menos, ante uno de los mejores equipos del mundo. Argentina pudo haber descontado con algunos remates de Messi o de Dátolo, pero no se pudo frente a Julio César.

En el comienzo del complemento, Maradona soltó antes de salir a la cancha ante sus jugadores la frase: “Les hacemos uno, les hacemos 3”. Pero no fue así. Argentina arrancó este tiempo con Agüero en la cancha pero casi sin mostrarse en los minutos jugados. Argentina se chocaba con la gran defensa brasileña con Lucio y Luisao como centrales. No se podía atacar, ni con Messi, Tevez, Verón, Agüero y Dátolo. Mascherano no fue el de siempre estando solo en el medio, Kaka lo pasaba con facilidad. Verón no lo ayudaba porque este se iba a conformar un estéril ataque. Brasil esperaba la contra u otra pelota parada.
Y Argentina pudo hacer un gol, sin atravesar la defensa brasilera, porque este fue un remate desde afuera del área de Jesús Dátolo que no pudo atrapar Julio César. La gente volvió a gritar, comenzó a alentar otra vez, se volvió a ilusionar. Duró poco, fueron muchas las emociones de la gente aquella noche. Messi perdió una pelota casi en la mitad de la cancha (llegaba a jugar por allí por la impotencia que tenía) y la pelota la consiguió el nuevo jugador del Real Madrid, Kaká. Éste, hizo de las suyas para darle a Luis Fabiano un gran pase, para que el delantero de primera, la pique ante una salida del arquero Andújar. Otro error defensivo. Brasil había fabricado esa jugada con solo 2 jugadores ante la defensa argentina. El partido no se podía dar vuelta, había que resignarse ante un Brasil que fue efectivo en todas las líneas. Entró Diego Milito al campo de juego. Pudo haber cambiado las cosas pero atrás de la defensa brasileña estaba uno de los mejores arqueros del mundo.
El conjunto albiceleste siguió intentando para al menos dejar una buena imagen. Los pocos ataques que hizo en el partido fueron en vano.

Al final, se debe saber que si se presta más atención al cambio de cancha o al aliento, se pierde el verdadero foco de atención que debe ser el equipo. Argentina sigue comprometida en la clasificación al mundial, jugando mal y probando distintas variantes en los diferentes partidos. Ésto hace que se pierda la identidad y que los jugadores no se acoplen ni se acostumbren a jugar entre ellos. Hay que darles minutos para que puedan conseguir experiencia en la Selección. La conclusión es que Maradona en vez de pensar en el equipo en sí, se preocupaba solamente en la cancha y, si el estado del "Monumental" estaba en mal estado, diciendo que por ello se jugaba mal. Ahora que el campo estaba excelente se llegaba sin peligro y con pocas paredes al área, con jugadores que se destacan por jugar a la pelota por el piso.

Argentina tiene hoy la revancha ante Paraguay, y ésta viene con varios cambios respecto a Brasil. Por errores y lesiones, Maradona cambió a casi medio equipo, así, como dije antes, no se acostumbran a vestir "titularmente" la remera de la Selección, y por ende, esto le hace mal al equipo.


El equipo ante Paraguay es:

Romero; Zanetti, Domínguez, Heinze, Papa; Verón, Gago, Mascherano, Dátolo; Messi y Agüero.

Espero que Argentina gane y que se comience a creer en este equipo debilitado. Debemos tener fe en que se vuelva a jugar con la verdadera belleza que esta Selección está acostumbrada a jugar desde siempre.

Y que no digan, si pierden, que hallá en Paraguay no alentó nadie para ganar. El mayor aliento que deben sentir los jugadores, es el de vestir la camiseta de la Selección Argentina.


Autor: Ismael

5 comentarios:

Ana Laura dijo...

Isma!!

Vos entendés de fútbol... ¿qué creés?... ¿vamos a clasificar??? después de Paraguay, vi la tabla y estamos muuuy complicados : (

Pancho dijo...

Que hacemos en el mundial si Argentina no clasifica??

zacha dijo...

"El mayor aliento que deben sentir los jugadores, es el de vestir la camiseta de la Selección Argentina."

Ajajaja, xd qe idolo ismaelito.

zacha dijo...

"Que hacemos en el mundial si Argentina no clasifica??"

Pensá en qe otro eqipo vas a alentar (= XD

Anónimo dijo...

deja de criticar a maradona

Publicar un comentario

Dejanos un comentario!!!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Laundry Detergent Coupons